Buscar en este blog

Translate

lunes, 4 de junio de 2012

4ª PARTE, CAP. 3 de “BARCELONA, 30 AÑOS DE CORRUPCIÓN”, ed. 2006.

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 4-06-2012. Continúo mis avatares con la prensa... la caída de ventas y publicidad de la Prensa escrita, puede que sea estrictamente culpa de las nuevas técnologías y la crisis, pero quisiera creer que se debe a su partidismo o adhesión a quien paga con créditos y publicidad. Sea como fuera, en cuanto a mí, por su inútil o nula y hasta nefasta intervención en la evolución de la mayor Crisis que ha sufrido España,  se merece hasta su desaparición. Repito, por incumplimiento de su función de CUARTO PODER en cualquier Democracia.

Otra de las curiosidades sobre uno de mis personajes preferidos... que no ocurría desde hace 20 alos... a la Baronesa le falta liquidez. Quizá si... aquella superventa al Estado queda lejos, y a su ritmo... más los repartos... aunque también puede ser una de sus estratajemas de venta para conseguir el segundo de sus pelotazos a cargo del Estado. 

Últimamente la ministra Linde o Wert, ni la Generalitat... no están para cuadros... ni menos España. El cuento, tan empleado entonces, que vendería la colección a Inglaterra o EEUU, a los que no vendió por PATRIOTISMO a pesar de ofrecerle muchísimo más ¿¿?? ahora no cuela.

 

 

Vozpópuli - La prensa papel sigue en caída libre: vende un 10 ...

www.vozpopuli.com/.../3953-la-prensa-papel-sigue-en-caida-libre-ve...
La prensa de papel todavía no ve la luz al final del túnel y cada día que pasa su ... La prensa papel sigue en caída libre: vende un 10% menos ejemplares que hace ... con las medidas de reestructuración acometidas en 2009, 2010 y 2011.

Hechos de Hoy
  1. Tita Cervera: "La subasta de este cuadro soluciona mis problemas de liquidez"
    Antena 3 Noticias‎ - hace 5 días
    Carmen Cervera ha hablado con Espejo Público para aclarar los rumores que apuntan a que necesita dinero, tras conocerse que ha sacado a ...

 

Tita Cervera debería pedir una 'ayudita', como la de Bankia ...


www.intereconomia.com/.../tita-cervera-debe...Còpia en memòria - Tradueix aquesta pàgina

hace 1 día – Aunque nuestra economía esté descendiendo hasta el centro de la tierra de tan hundida como está, España aún sigue exportando cosas: la ...

Edición del martes, 31 agosto 1993, página 22 Edición del martes, 31 agosto 1993, página 22
Ed. General
pagando el maltrecho cine español la compra de la colección Thyssen?", pregun- tó la semana pasada la patro- nal del cine español, la Federa- ción de Asociaciones de Pro- ductores Audiovisuales Españoles (Fapae), al nuevo subsecretario de Cultura, Enrique


CUARTA PARTE
2006

CAP 3 Corrupción en la prensa de Barcelona. A vueltas con Tita Cervera.

Remachando el mismo clavo. Victor Saura traduce al catalán un artículo sobre la prensa barcelonesa con sus correspondientes retoques, enviándomelo por correo electrónico. Le han prometido publicarlo. Meses y silencio, extrañándose. Y aunque todo lo escrito se duplica en en este libro, para mí es bueno añadirlo tal cual salió del ordenador.

CORRUPCIÓN EN LA PRENSA DE BARCELONA.

¿Cómo consigue Javier de la Rosa Martí, vicepresidente ejecutivo y director general del Banco Garriga Nogués que no se le cite en NINGÚN MEDIO por el caso Consorcio de la Zona Franca, 1980, imponiendo SU VERDAD?. Y su maquiavélica verdad se esparció profusamente, habían pervertido a su padre y su triunfante hijo no debía pagar los pecados paternos. Una campaña intensa sin que su nombre se citara, y fabricando a unos culpables a los que consiguió que condenaran.
Intervienen, su amigo y financiado Antonio Asensio, dueño de Interviú y El Periódico, más alguna revista porno, y su vecino y amigo Godó, La Vanguardia (con masiva publicidad del banco), y la financiación total del Noticiero Universal (dos mil millones de las pesetas de los 80, impagadas en el Banco, y en cuya rotativa se inició El Periódico, y “prestaba sus servicios” mi nefasto abogado Pascual Estevill, dato conocido por mí veinte años después), formando su completa coraza.
Si en los tres grandes de la prensa barcelonesa, silencio total, el tema se inicia en el Tele Exprés. El actual presidente del Colegio de Periodistas, José M. Huertas Clavería, en el Tele Exprés de Sebastián Auger, publicó en 1977 una pequeña nota sobre el excesivo crédito del Consorcio, cortándole en seco el jefe: “¿De quién es el talón que recibes a final de mes?…del Banco Garriga Nogués… pues a callar”. Lo cuenta una biografía de Javier de la Rosa, en 1995, escrita por un director de La Vanguardia, Roger Jiménez i Monclús, citando a su compañero Huertas Clavería, pero con un pequeño detalle que me afecta, 15 años después, cuando el financiero ya está abatido y ni regala créditos ni contrata publicidad. Y hasta la cita es maliciosa, pues Huertas Clavería dice que él “intentó publicar un comentario sobre la estafa de la Zona Franca”, cuando debería decir que se inició con un comentario, pero tuvo que callarse durante quince años, hasta subirse al carro de los “enemigos de De la Rosa”.
Del gran desfalco a un Ente Público la gran prensa barcelonesa no publicó nada a su debido tiempo. Tres años después de la pequeña nota del Tele Exprés, Cambio 16, 18-11-79, descubre desde Madrid, lo que la gente “bien” y “bien informada” de Barcelona, sabían perfectamente. Antonio de la Rosa Vázquez, abogado del Estado, y padre de Javier, se había fugado dejando un pozo sin fondo en el Consorcio de la Zona Franca. Pero hasta en el descubrimiento se notaba una mano negra culpando a “unos financieros de dudosa reputación”. Fuga también de fantasía, pues de los 20 años de fugado y en “busca y captura” (en cuyas listas durante años ni apareció), se pasó casi todos entre Barcelona y Cadaqués, interviniendo en los “negocios del hijo” como se demuestra en una denuncia del abogado Carlos Obregón de 1991. Y entre esos financieros de Cambio 16, ni estaba Javier, ni lo estuvo nunca en ninguna prensa, y si se lee el sumario, la presencia del Banco es total, y cooperador necesario para el desfalco, tanto, que desde la denuncia siempre supuse que la autoría correspondía más al hijo que al padre. Un detalle, desde el 75 en que bancos y cajas conceden créditos al Consorcio, hasta diez mil millones, la mayoría de talones a cargo de esos créditos se ingresan en el Banco Garriga, muchos nominativos a nombres falsos. Confirmado por la sentencia.
Pero si La Vanguardia se calla beneficiándose de páginas enteras de publicidad del Banco, masivas por los 80, además de créditos, el Grupo Z, Antonio Asensio, no solo se calla sino que carga contra mí haciéndome administrador de Alianza Financiera SA que suspende pagos ese año, en la que nunca fui ni accionista, consejero o administrador, ni siquiera empleado, y para rematarme publica, a página entera, mis problemas en unas grandes urbanizaciones sin relación alguna con el Consorcio, una noticia a destiempo, porque hacía cinco años del tema y aunque mal se solucionaban los entuertos, con sentencia en firme de mi inocencia en el año 93. Y no se detuvieron en inventos empresariales, incluyeron en las hemerotecas que pervertimos a Antonio de la Rosa (santo varón según sus empleados), hasta tal punto que en todas las biografías de su hijo Javier, decenas de años después, aparece su invento. Nunca participé en ninguna orgía con Antonio de la Rosa, y menos lo pervertí, lo he repetido hasta la saciedad, pero ahí está en sus hemerotecas, divino dogma inspirando a cualquiera que escribe sobre el tema “Javier”. En otros engendros editoriales me hacían administrador del propio Consorcio, donde nunca puse los pies, o de banquero a vendedor de coches, o tendero de muebles, testaferro, o secretario de Antonio de la Rosa, y me condenaron por “encubridor”. La acusación a instancias de la policía era de “cerebro” del desfalco, aunque otra Brigada en fecha 31-10-80, tras seis meses de prisión, declara por escrito al juzgado: “En cuanto al conocimiento que los procesados Fernando Serena Marcaray y Rafael del Banco Carreras pudieran tener de la procedencia real del dinero que Antonio de la Rosa Vázquez gastaba e invertía en tan elevadas cuantías, pese a la multitud de personas con las que se ha hablado, no se ha encontrado ninguna prueba, o siquiera indicio a favor o en contra…”. Informe que desde luego no se publicó. Nunca nadie me preguntó, y cuando intenté que rectificaran, aun peor. Baratech, de la Vanguardia, Poch Soler del Noticiero, Vidal-Folch, del Periódico, San Segundo de Cambio 16, etc. Todos cargando contra mí.
Conseguí que declarara ante el Juez el día 16-1-81, y ni una triste reseña en la prensa. Y tanto crean las hemerotecas la vida ciudadana que años después citan su primera presencia judicial por el caso Sirsa, 1987, a instancia del abogado Carlos Obregón, que le costó caro, y también inútil. Pero Javier no actuaba solo y por libre, las obras de Agromán del Grupo Banesto, y los pagos en negro a bancos y cajas (una entidad oficial pagaba, declarado en el sumario, un porcentaje en negro sobre los créditos concedidos, ¿para quién?), contuvieron el escándalo, añadidos decenas de funcionarios públicos implicados por activa o pasiva, y los muy beneficiados de después de la denuncia. Si del Consorcio desaparecieron un mínimo de 10.000 millones, en el Banco Garriga 100.000, y en KIO 500.000, más pequeños agujeros como Gran Tibidabo 30.000. ¡Hubo para comprar prensa…y mucho más!. Y por mi sociedad Gestora de Servicios SA, solo pasaron 80 millones, totalmente justificados, por ingresos de talones de Antonio de la Rosa, personales y por compras reales.
Al artículo de Cambio 16 de fecha 18-11-79, sin continuación, sigue el Diario de Barcelona 7-5-80, publicando a doble página central, firmado por Ángel Pérez Jiménez. “…ni los litros de tinta impresa que se han utilizado hasta ahora para contar a los barceloneses el turbio asunto del Consorcio de la Zona Franca, han arrojado luz sobre el tema. Si acaso una lucecita nada más. Porque en la monumental estafa dada a conocer a principios de año hay un “vacío” de ocho mil millones de pesetas. Ocho mil millones que nadie sabe donde están ni para que han servido, pero que una vez salieron de las arcas del Consorcio de la Zona Franca, que se nutren en parte del dinero del Ayuntamiento… hemos sido estafados como chinos y hasta ahora nadie ha explicado cómo, cuándo y por quién. Porque Bruna y De la Rosa han sido empapelados por 1.200 millones de pesetas. Pero del Consorcio han volado 10.000 millones. ¿Qué pasa con el resto?”. Y, muy curioso, el Diario de Barcelona, tampoco seguirá en su búsqueda de la VERDAD. Si los grandes de la prensa sabían la verdad, en los pequeños se jugó con el miedo, el Bufete Piqué Vidal se hartó de amenazar con querellas. El “plata o plomo” colombiano actuó con profusión.
Un esbozo de cómo afectó la prensa mi vida, y sentó el gran futuro de Javier de la Rosa, enriqueciendo a todos los que callaron y ensalzaron al “empresario modelo”, que se permitió el lujo de tener a sueldo al gran Baratech de La Vanguardia…o financiar a fondo perdido una revista de gran formato para afianzar su versión “oficial”, editada por el ex socio de Asensio, José Ilario Font,…y más…y más…!con razón a ningún periodista le interesa el tema Javier y Consorcio!.

Barcelona septiembre del 2006

Retoca mis criterios sobre Huertas Clavería porque según él es un gran periodista, y lo de la revista de gran formato porque Carmen Alcalde se sentiría incómoda, así como parte de la cita sobre Roger Jiménez, que dice no perteneció a la Vanguardia, y escribió el mejor libro sobre “Port Aventura”, “Les desventuras de Port Aventura”. No comentamos que un muchacho que se enfrentó a los militares con su artículo sobre los moubles, y que por ello fue a prisión, se retuviera ante el gran financiero, comprendiendo que nada podía hacer si el amo vetaba.

Otro de los artículos no publicado por el Triangle, ni siquiera traducido, sin más razón que las arriba expuestas, me gustaba por lo lúdico del personaje, y lo escaso de mi primer escrito sobre él.

2. A VUELTAS CON TITA CERVERA.

Y salta la liebre. El día 13 de septiembre del 2006 una pequeña nota en la prensa comunica que “El Gobierno comprará la Colección de Tita Cervera esta legislatura”. Así se empieza, ni la tanteada venta al Ayuntamiento de San Feliu de Guixols, ni la Generalitat para Pedralbes, donde se colgaba el falso Margarita de Austria de Rubens, o Monjuic, y menos Carlos de Inglaterra o la Fundación Paul Getti, que daban un cheque en blanco por la colección. Cataluña no tenía dinero, o en Barcelona se sabe demasiado de esa colección y de pintura en general, e Inglaterra y EEUU, descartados por el gran patriotismo de los barones, ¡qué cosas!. Se prepara otro pelotazo a base de la colección más grande del Mundo, la del barón Thyssen, que ni es la mejor y más grande (según un técnico la promovida en Suiza por el gran Samaranch le supera en calidad y cantidad), ni en el 93 se compró en su totalidad como la propaganda repetía machaconamente (el ir y venir de dinero a Suiza se ampliaba al arte, un invento de los Cambó y después el gran Muñoz, que como los Thyssen aprovecharon guerras y ruinas ajenas). De dos mil cuadros se compraron setecientos, y no los mejores de la colección, por lo menos no el Mata Mua de Gaugin incluido en toda exhibición televisiva antes de la archianunciada compra, pero que después resulta que es de la privada de quien cuando la conocí no tenía para pagar la luz.
¿Y esta vez cuantos cuadros serán de los dos mil iniciales?, otros setecientos por ¿cuánto?, cien mil millones, doscientos mil millones de las antiguas pesetas, y ¿se contratará a los mejores técnicos como el que ante el Rubens soltó que era falso?, o ¿opinará el director del Prado, cesado por sus declaraciones sobre la importancia de los cuadros, que según él en los sótanos de la Pinacoteca Nacional se guardan por cientos de mucho mejores?. Claro que ésta es otra, el valor de los cuadros y de todo el arte en general, siempre contando con su autenticidad y no la de De Hori, el mejor falsificador del mundo que trabajó para el Barón Thyssen según una conocida biografía no editada en España, y citada por José Luis de Vilallonga, es un algoritmo solo descifrable por un reducido número de mortales de exquisito espíritu, sobre todo, capaces de firmar cifras multimillonarias siempre por cuenta de Estados y Fundaciones. Cuanto más pagan más lustrosas son las comisiones o mordidas. Por de pronto los economistas pueden adivinar el precio que se baraja pues la Ministra de Cultura asegura que el presupuesto de su Ministerio se deberá aumentar en un 90%.
Si la campaña mediática se inició con los árboles del Paseo del Pardo, las gemelas adoptadas, o el documental en Antena 3 donde dejaban a la altura del betún a la Baronesa, y se quedaban muy cortos olvidándose de la época en que la conocí, ennoviada, convivente o asociada con mi socio Antonio Parés Neira que como conté en el artículo de fecha 26-6-2006 me vendió un cuadro falso allá por el 78, y cuya relación duró hasta que se casaron en Londres en el 85 la baronesa y el barón. Antena 3 resaltaba tanto la inmoralidad de la Baronesa como elevaba hasta el paroxismo la fortuna del barón y su colección, para que a nadie se le ocurriera que pudiera haber la más mínima mácula ni en los cuadros ni menos en su autoría. Yo creo que la moral de la Baronesa es más nítida que la fortuna y la colección del Barón.
Que el primer gerente, antes de los estatutos oficiales, de la Fundación Thyssen, Tito Parés, de los pocos españoles invitados a la boda en Londres de Tita y Thyssen, se enriqueciera milagrosamente hasta adquirir un apareado en la célebre Pleta de Baqueira Beret, con de vecinos la familia real, y que después de la boda y despegue en la alta sociedad de los “baroneses” desapareciera de España hasta su muerte en el 92, me consta tiene relación directa a la altura a que lanzó a su “amiga”. Y también se debería poner sordina a la tan manida idea de la trepa que conquista al viejo. La relación Tita y Thyssen va más allá de la caza fortunas y el vejestorio cazado, y los pocos de su intimidad entre el 80 y 85, con la muerte de Tito dejando un vacío indispensable, podrían dar fe. Unos años no tan idílicos como ella pinta, con algún que otro talón devuelto, a suponer por gastos discutidos por el barón.
Antes se decía que la “cerebro” era doña Carmen, pero el futuro demuestra que si la mamá era un genio en directrices sentimentales, Tita y sus otros “cerebros” sobrepasaban a la mamá en capacidad para grandes ventas y relaciones de Estado. Y si la primera venta fue un prodigio de marketing y oportunismo político, en un momento donde en todas, absolutamente todas, las grandes inversiones a cargo de los presupuestos generales del Estado se demuestra hubo “astillas” y hasta enormes dentelladas, ahora con más o menos el mismo manejo mediático de los 80 se prepara el segundo gran asalto al dinero público. Otro lote a tanto el kilo. Lo de las compras cuadro a cuadro en las subastas de Sotheby´s o Christie´s, donde también se cuelan falsos a pesar de rayos láser y certificaciones, es simplemente una vulgaridad.
Que José Luis de Vilallonga metiera baza con una biografía que acabó en un enfrentamiento entre la rancia aristocracia y la nueva de Tita, tiene trastienda. El marqués, que me debe dinero con sentencia firme, por no complicarse la vida con “amigos” de más rancia aristocracia centró la disputa en la vulgaridad cultural del barón y la baronesa, y si por las mansiones corría el alcohol, olvidándose, aunque citara a De Hori y criticara la colección, de las aristas de la gran venta al Estado. Tema convertido en tabú a escala nacional. El marqués se mordió la lengua ante el barón, o más bien ante las nuevas amistades de Tita.
Si el meollo de tanta aparición televisiva se centra en animar la cuenta de explotación del negocio museo (el papanatismo y morbo por los Thyssen perdía gas), con los miles de millones y la próxima ampliación se asegura la entrada de efectivo para varias generaciones de “Thyssen” sin preocuparse que el Museo pierda o gane dinero. El papá Estado es grande y pagará el déficit. Si el gran fabricante de acero para los cañones Krup, base del gran ejército de Hitler, levantara la cabeza y viera que para enriquecer a sus descendientes, ¿¿??, no es necesario invadir a diestro y siniestro, se quitaría el sombrero.
A mi me importa un rábano la moral de Tita, pero que mi socio me arruinara un negocio (la venta del hotel a Antonio de la Rosa) por un cuadro falso y que además me presentara a su abogado Luis Pascual Estevill, que me costó tres años de cárcel, es harina de otro costal. Menuda pareja mi abogado, que dirigía la guerra jurídica con mucho acierto contra los acreedores del Hotel, arrendatario “viuda Muñoz” y por hipoteca el Banco de Santander, y mi socio Antonio Parés Neira, los dos metidos en cuadros y arte, de los que no tenían ni idea hasta sus cuarenta y tantos años.
Ni en el reportaje de Antena 3 ni en otras vidas y milagros de la baronesa, ni ella ni nadie ha contestado nunca de que vivían su madre y ella cuando las cobijaba Tito entre su casa de Ferrand Agulló y el Hotel Ritz, desde luego sin pagar, como José Luis de Vilallonga (que en uno de sus libros acusará a su benefactor de regentar un moblé), Pitito, Cugat, o pagando en cuadros Cuixart, afectando mi bolsillo, porque entonces yo era socio privado en el Hotel de Tito, que curiosidades históricas lo construyó Cambó en el 19, después de los contrabandistas Muñoz (Almacenes El Aguila, textiles, seguros, y mucha quiebra y algún muerto), lo explota Gutiérrez Manchón (Mediterráneo de Palma y Alcázar de Madrid), y en el 77 ya cochambroso a Tito (que comprará Shofos SA, la arrendataria, a través de una operación financiera con efectos de mis urbanizaciones y el Banco Urquijo de avalista), pero que repintado hospedará al barón y a Tita. ¡Tito y Tita!, ¡ah!, y Tito se hizo gran amigo de la señora Samaranch que apadrinó a una de sus hijas, publicado en Hola, y Samaranch amigo de los De la Rosa, y éste de Piqué Vidal, y mi abogado Pascual Estevill. Con razón pierde Tito unos papeles, y yo en prisión acusado por el Consorcio de la Zona Franca.

Barcelona septiembre del 2006

Releyendo de nuevo le doy la razón a Jaime, se necesita estar loco para publicar algo así, ¡en España!, y yo le contestaría que en otros países lo publicarían, y me contesto que en muy pocos sucederían corrupciones de tal calibre, solo en las dictaduras bananeras.
Otra reveladora anécdota de los trasiegos con pintura en Barcelona. Una sabia madrastra ante la legítima de la herencia acuerda con los hijos del marido pagarla con la colección de pintura que el padre le ha legado. Los herederos crecieron admirándola. Documentación perfecta. Y en un intento de venta se encuentran que los Fortunys, Urgell, Casas, Mir o Anglada Camarasa eran falsos. Un genio el bufete cerebro del reparto. Las antiguas y excelentes escuelas de arte de Barcelona trabajaban a todo ritmo, cualquier alumno terminaba sus cursos copiando a la perfección, en parangón con las parisinas que en el XIX inundaron el mercado de Goyas, con el cuento de las conquistas napoleónicas o las estancias en Francia del artista, o los copistas del Prado obligados a alterar las medidas del original. Si de los talleres de los grandes salieron lienzos sin más que el visto bueno del maestro, y Dalí firmaba en blanco porque en definitiva el público pagaba por la firma, la relatividad en el arte tan patente como el caos en el universo.
 

1 comentario:

FRANCESC PUIGCARBÓ dijo...

esto quizás le pueda interesar....

http://www.eldiario.es/zonacritica/2012/06/04/los-millones-de-macia-alavedra-en-los-paraisos-fiscales/