Translate

Buscar este blog

Cargando...

martes, 26 de abril de 2011

TELEVISIÓN E INTERNET, COMENTARIOS SOBRE BADÍA DEL VALLÉS.

Semana Santa.


Rafael del Barco Carreras

Barcelona 26-04-2011. Otro mundo. Tras los triunfos políticos, con Artur Mas consiguiendo la unidad de ataque, el PP subiendo o bajando en las encuestas según el medio que las publica, las corrupciones marcando camino, libertades según el juez que efectúa los cálculos, las playas primero llenas y después vacías por el tiempo, las estaciones, aeropuertos y carreteras a tope, las revoluciones y guerras árabes, las cuentas y cuentos de los políticos, y fútbol, mucho fútbol… como en tiempos de Franco pero multiplicado por tantas teles que parecen la Única… leer y pensar en los comentarios por Badía del Vallés, me traslada al llamado Cinturón Rojo, o mejor las ciudades¿? dormitorio del franquismo de los años 60 y 70.

Ya conté que conocía bien, muy bien, el Bellvitge de sus inicios, de cuando una de aquellas viviendas cuchitriles se vendían (precio de mercado libre) por unas 120.000 pesetas (allí también la Burbuja Inmobiliaria ha actuado) y mi tienda de muebles debía encargarlos especiales porque para tan diminutos espacios no se fabricaban en serie. Y saltando en el tiempo he conocido por desgracia para ellos y para mí, en la cárcel, muchos, muchísimos de la Mina, San Ildefonso en Cornellá, Singuerlín, Cinco Rosas en San Boi (donde por los 70 apenas si alguien pagaba las 200 0 300 pesetas mensuales de la Obra Sindical del Hogar) el Patronato Nacional de la Vivienda, y también de Badía del Vallés.

Varios mundos revueltos. He visto pisos, incluso dos unidos, que decorados por el Corte Inglés, no envidian otras mansiones de narcos por Pedralbes vistas en televisión, o el piso patera turnándose la cama. Pero la última etapa, la de la Burbuja Inmobiliaria y sus marroquíes y otros extranjeros comprando pisos, y la de “inmobiliarias” fabricando hipotecas, debo completarla con imaginación y los comentarios en mi blog y otros.

Conocí a marroquíes y “senegaleses” o “gambianos”, que mentían sobre su origen para que no los deportaran, apátridas… que ya habían comprado un piso con hipoteca, años 2000 y pico, y no dejaba de preguntarme cómo lo habían conseguido. Muy simple, un mundo “inmobiliario” y “financiero” totalmente podrido, pura depredación, convertían en angelitos aquellos de los 70, los del desarrollismo franquista; que según un comentario el Registro de la Propiedad incluía ascensores, pero no existían.

Miseria material, miseria moral, obreros de acero puro españoles y extranjeros, igual que los de la SEAT de los 70, que ahora alimentan el paro real, revueltos con lumpen, narcos, y caixas. Economía sumergida ¡de qué se come si no!, y mucho jubilado, alucinados por lo que ven sus ojos, y lo poco o nada que cuentan la Tele y demás.

La Política, que los utilizó a placer, ya poco tiene que hacer por barrios de cientos de miles de habitantes. Dice un comentarista que Badía es la población de España donde menos se vota; la abstención gana por mayoría absoluta.

Veo en los últimos telediarios al emir de Qatar, y no puedo por menos que pensar en el de Kuwait y las grandes estafas de Javier de la Rosa y su “políticos”. Hasta las cifras se parecen; invertirá 3.000 millones de euros en cajas de ahorros y otros, 500.000 millones de las antiguas pesetas, lo perdido por los kuwaitíes pero en pesetas de los 80. Es de suponer que los actuales árabes amarren bien su dinero, o podría sucederles, no solo lo de Kuwait, sino el actual Gadafi, cuya inmensa fortuna en España está intervenida !así lo cuentan!. Dictadores que de amigos pasan a enemigos en honor de la Democracia. ¡Qué cosas!

Poco a fiar si nos atenemos a la noticia de ayer en El País:

La financiación de los partidos políticos INFORME ESPECIAL DEL GRUPO DE ESTADOS CONTRA LA CORRUPCIÓN (GRECO)
El Consejo de Europa suspende a España por la oscura financiación de los partidos
La investigación ve especialmente opacas las ayudas municipales
LUIS GÓMEZ - Madrid - 25/04/2011


Y si los partidos viven de la corrupción, con el Poder la multiplican. Encaja recordar los 25 años de Chernobil y Japón, otro toque de trompeta sobre la relatividad de las grandes realizaciones y políticas.

¡Nada es verdad ni mentira, todo es del color del cristal con que se mira!