Translate

Buscar este blog

Cargando...

martes, 12 de abril de 2011

LA ALTA SOCIEDAD DEL RÉGIMEN, BODA GAY-SOCIALISTA EN BARCELONA

o el día después de la consulta sobre la Independencia.

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 12-04-2011. Mis personajes de la Gran Corrupción no solo traen quiebras y desastres, también bodas y festorros. Cuando afirmo que en Barcelona no tenemos prensa del Corazón, me refiero a que los personajes clave de ese tipo de negocios se concentran en Madrid.

No entro en el tema por gays o maricones, sino por los invitados, la flor y nata de los inventores de una fantasía llamada “Socialismo” que les ha catapultado a la riqueza y la “alta sociedad”;

file://K:\vinculo-telecinco-socialismo-catalan-20110411-13727.html“La boda que 'vinculó' a Telecinco con el socialismo catalán
VANITATIS @Alberto Lázaro - 11/04/2011
Óscar Cornejo y Jaume Collboni recién casados. IC.
Óscar Cornejo y Jaume Collboni han logrado aunar lo que a simple vista parecía imposible. El creador y productor de formatos tan polémicos como Sálvame o La Noria consiguió que su boda con un diputado del Partido Socialista de Cataluña consiguiera concentrar a personajes tan variopintos como Belén Esteban, la periodista Gloria Serra o el ex presidente de la Generalitat, José Montilla…
Los invitados por parte del socialista tampoco fallaron a su compañero de partido: Anna Balletbó, José Zaragoza o Miquel Iceta, entre otros muchos. Una celebración que no escatimó en detalles ni en gastos y que los protagonistas presumirán de haber sido la más dispar…”


Belén Esteban, su marido Fran, Carmen Alcaide, Mila Ximénez, Paolo Vasile, Risto Mejide…

Del brazo de su gran amiga Anna Balletbó faltaba Narcís Serra, pero ante la deriva de sus “negocios” quizá no tenía ganas de manifestarse junto a tanto exultante marica. Me hubiera gustado verle entre contenidas y sueltas plumas. En cuanto a Anna, toca repetirme recordándola tachándome de franquista en el Congreso de los Diputados por los 80, y advirtiendo de nuevo que se consulte en INTERNET su dulce existencia de cargos y sueldos ¡hasta ilegales!, o sus negocios con el Ayuntamiento.

Yo buscaba noticias sobre el día después de otra gran fantasía, la Independencia de Cataluña. Esperaba que Jordi Pujol (charlatán y de nuevo actor de televisión) tomara el mando sobre la “filosofía” a aplicar tras el gran triunfo. Su cara ocupó ayer, y sigue hoy, horas de Tele Pública, con la del hijo o Artur Más, metiéndose no solo “en la sopa” sino en los insomnios de vejez. Tras votar por la Independencia ahora pretende (o dice que pretende) frenar a los muñecos a los que dio cuerda.

Que Tele 5 y su “fantasía total” creen y descreen parejas (al parecer le tienen especial aprecio si son solo de hombres, o disonantes como la de la duquesa) consiguiendo una audiencia mayoritaria, o sea, que los “negocios” le funcionen en estos tiempos de Gran Crisis, solo puede despertar cierta envidia, o el rechazo por “trasnochados preceptos”. Pero jugar con el Socialismo y la Independencia, diría en plan cachondeo, para amedrentar a Madrid, o colocar en o a través de LA CAIXA más bonos patrióticos… no me parece una broma.

Josep Antoni Duran i Lleida, en el papel de malo respecto a la Independencia, o su ex amigo y ex de CIU el independentista y corrupto (expedientado por el Colegio de Notarios) Alfons López Tena (que mantiene las acusaciones de corrupción contra Durán por cobrar de lobbys) en una sentada ayer ante el Parlament, para que no se detenga el proceso legal hacia la Independencia, aumentan la fama que otorga la televisión. Posicionarse ante el papanatismo o la ingenuidad general es indispensable.

Ignoro si tras unas horas de cola en el Paro o Servicios Sociales el espectáculo del glamour y la Política atrae y distrae, pero ahí está… y generando fama y dinero.

Un comentario cita el Lobby Gay, los exclusivismos o “mafias” por patrones de tendencias sexuales. O ideológicos (el falso socialismo), o por “nivel de catalán”, y que por haberlos sufrido de todos los colores, recuerdo uno de gracioso… por maldita su gracia;

En la cárcel de Brians junto a la celda donde convivíamos cuatro muy apretados (uno con SIDA), vivía su idilio una pareja gay, los dos seropositivos. Por lo visto y vivido allí no solo repartían terceros grados según fortuna y preeminencia social, sino la comodidad por sexualidad. Me preguntaba cuantos de la alta dirección o del funcionariado no habían salido del armario y se beneficiaban alguno de los casi efebos.